Ale Lacroix, la vida de un aventurero

Allegra entrevistó en exclusiva a uno de los conductores más carismáticos del país. Ale cuenta todo para ustedes!

P.H: JAIME OSPINA

Conocer a Ale Lacroix es conocer a un rockstar, un hombre que a su mediana edad ha vivido y conocido tanto que no le alcanzan las horas para poder comunicarlo. Este multifacético personaje es recordado por muchos –y me incluyo- como “Ale de MTV”, para quienes vimos nacer en Argentina al canal más grande sobre música. Para las nuevas generaciones es conocido como DJ, pero lo cierto es que también es un socialite, un bon vivant y, sobre todas las cosas, alguien que ha sabido construir un imperio a su alrededor.

A Ale no le hacen falta convicciones, le sobra carisma, personalidad y ganas de seguir creciendo día a día. Estoy segura que su viaje apenas comienza y que tenemos mucho aún por conocer de él. Quédense para enterarse quién es Ale Lacroix.

El inicio de su carrera:

Mis primeros pasos en el mundo del entretenimiento comienzan en el  año 1996, a mis 24, cuando la gente de MTV viene a hacer un casting a Buenos Aires, de Video Jockeys. Yo en ese momento trabajaba para Dotto y antes en una empresa familiar de viajes, cada tanto hacía algún comercial. Mi booker me avisó de la oportunidad, ya que sabía que yo era fanático de la música y que me encantaba el canal. Me acuerdo que a ese casting fue todo el mundo y se hizo en el Soul Café –por ese entonces el lugar más cool que había-. Esto sucedió un dos de octubre y a principios de enero ya estaba viviendo a Miami. Allí estuve durante 4 años, después la señal, por una cuestión de política, decidió que los conductores tuvieran más presencia local. Acá trabajé tres años más.

Desde los 17 hasta los 24 años estuve en la agencia de viajes de mi familia. En algún momento iba a ser mía esa agencia, pero yo decidí darle un vuelco a mi vida, a mi historia y apostar por lo que era MTV. Sin embargo una vez que entré tampoco sabía cuál era el punto al que quería llegar, hacia dónde quería ir. De pronto, de un día para el otro, el turismo pasó de ser un negocio para ser un placer. Las pocas veces que había sido DJ era en las fiestas del colegio, que ponía Talking Heads, Level 42, U2, The Police. En turismo nunca pensé que me iba a convertir en VJ de MTV, y cuando era VJ de MTV jamás pensé que me iba a convertir en un Dj que es lo que finalmente soy. El año pasado metí 80 fechas, si calculás que hay 52 fines de semana, te das cuenta que es un montón.

Después las otras cosas que fueron surgiendo se dieron casi por decantación. Se supone que si trabajaste en tele, vas a trabajar en radio. Si trabajás en radio, te gusta la música y tenés buen gusto, posiblemente te hagas DJ, y así se fueron dando un montón de cosas, pero nunca hubo nada planeado.

La música como un trabajo:

El primer trabajado rentado que tuve como DJ fue para musicalizar Bikini, en Punta del Este, durante 40 días, montones de mujeres bailando adelante mío y yo sólo pasando música… ese era mi trabajo! Después en la Creamfields estuve en sus primeras siete ediciones, haciendo doble trabajo: las transmisiones en vivo (para Metro Dance) y después tocando. A las doce de la noche terminaba la transmisión y ahí me iba a tocar a la carpa que tenía asignada.  Fue fantástico y agotador. Era arengar a una multitud fanática de la música electrónica yendo a ver a sus djs favoritos, una gran unión anual.

Experiencias de vida:

A lo largo de los siete años que trabajé en Metro y los siete que trabajé en MTV conocí a todos los artistas que alguien se pueda imaginar, desde Marilyn Manson, que en ese momento era nuevo, lo más cool y lo más trash, hasta Metallica, con los cuales me fui tres días de gira; con Ricky Martin estuve en su suite después de un concierto, con 50 personas en un after party. En cuanto a los artistas argentinos, muchos venían para mi casa, por ejemplo con Pappo salimos de joda varias veces en Miami; a la Mona Jiménez la conocí en Miami también, Pericos, Babasónicos, Charly García y Soda con su unplugged. La primera vez que comí sushi fue cuando a los Soda les dieron el premio -en los Mtv  Video Music Awards de Estados Unidos- a Mejor Banda Latina. A mí me llevaron para hacer la entrevista. Viajé en helicóptero sobre New York con ellos, en 1996.

En Venezuela tuve una de las experiencias más fuertes, conduje un evento que se llamaba experiencia roja de Coca Cola y fueron 190 mil personas, sólo con 25 años… imagínate lo que era eso… tardé dos días para bajar. Era en un aeropuerto militar abandonado, donde cerraban Los Pericos. Después me llevaron en helicóptero para recorrer el lugar.

Mi estilo de vida, desde que empecé a trabajar para MTV fue altamente modificado, desde muy chico, en Miami trabajaba sólo tres días y por las mañanas, por lo cual todos los fines de semana durante cuatro años fueron largos. Por supuesto que me divertí y salí de fiesta e hice todo lo típico a esa edad, pero siempre dentro de lo que era el ambiente ese, tuve la lucidez de poder saber cuándo joder y cuándo laburar, en muy pocas ocasiones patiné, en 16 años de carrera. Siempre pude mantener una buena relación entre la joda y el laburo.

Su paso por la radio:

Cuando volví de Miami empecé a trabajar con una agencia de DJs que se llama Surface, la más importante que hay acá en Buenos Aires, y Cruz, que en ese momento era mi manager, me sacó de los lugares donde yo musicalizaba, que eran restaurantes y bares, y me llevó a musicalizar discotecas. Él me dijo que estaban armando una radio que se iba a llamar Metro Dance, donde iba a estar Juan Castro. Ahí arranqué con un programa semanal y después pasé a tener uno diario, en total fueron 7 años. Después de ahí me fui de la agencia de DJS y me hice independiente. También me fui de la radio, cerraron después esa parte y yo me fui a trabajar a Urbana, hasta fin del año pasado que se vendió en octubre.

Su actualidad laboral

Ahora tengo una productora que se llama LET´S Produce. Realizamos eventos orientados al entretenimiento, como cocktails, eventos privados, desfiles -la semana pasada hicimos uno para la Cámara Argentina de Ski en La Rural, para 800 personas- hace poco hicimos uno para Smirnoff para 2800 personas. Por suerte tenemos muchas marcas que nos apoyan. La productora anterior que tenía hace dos años y medio se llamaba SUMA, este año disolví la sociedad y estoy por mi cuenta con Let´s Produce, básicamente con la misma línea. Trabajamos mucho con marcas y para marcas como Warsteiner. Con Fila hicimos Fila Century ya que cumplió 100 años. Hacemos eventos durante el verano y ahora se viene la temporada de invierno y estamos a full con los centros de ski. El martes que viene estaremos festejando los 15 años de Olé, el diario deportivo de Clarín.

Tengo un restaurant también: soy socio de Morelia, que queda en Humboldt y Nicaragua, y en octubre cumplimos 9 años. Mañana tengo que tocar a la noche y pasado tengo que viajar a Rosario, entre otros muchos lugares que me esperan a partir de la semana que viene.

Soy una persona ambiciosa, pero no de mala forma, por supuesto que me gusta el reconocimiento, que me vengan a hacer notas, que mi Facebook sea muy visitado al igual que mi twitter. Tengo mi oficina, mis empleados, soy mi jefe.

La moda según Ale Lacroix:

La moda para mí tiene que ser cómoda y práctica, cuanto más simple mejor. Como mi estilo de vida hace que yo viaje mucho, mi moda no tiene temporadas. A mí la temporada Otoño/ Invierno me nefrega. Si yo mañana tengo que viajar a Brasil, acá hacen 5 grados y allá 30, siempre tengo que tener todo a mano. No puedo tener la ropa de invierno separada de la de verano. El año pasado en pleno agosto me tuve que ir a Irlanda y hacía un calor tremendo, por ejemplo. Entonces siempre tengo que tener varios conjuntos por así decirlo, armados, porque nunca sé a dónde voy a tener que ir.

Ahora hace ya dos años que voy al Fashion Week de New York, eso no me lo pierdo por nada del mundo. También produzco un show de moda que se llama Style Wars, una competencia que ya hicimos dos años seguidos en Crobar, con 8 diseñadores en el escenario, que suelen trabajar en equipos de a dos. Hay una modelo en ropa interior y tacos altos y atrás hay un perchero con mucha ropa y objetos de materiales reciclados. Preparados listo ya: en cuatro minutos y medio tienen que vestir a esa modelo. Luego hacen una pasada por la pasarela donde hay un jurado -que el primer año estuvieron Benito Fernández, Ricky Sarkany, Lorena Seriscioli, entre otros- y ellos deciden quiénes pasan a la siguiente ronda, así hasta llegar a la gran final. El premio es ir a la Fashion Week de New York.

En cuanto a diseñadores argentinos me gustan los colores de Benito, me encantan Garçon García, los Hermanos Estebecorena, Félix y Bolivia. De afuera siempre me sentí identificado con Diesel. Cuando compro ropa compro Diesel, sinó me la regalan, esa es la verdad.

Para los Martín Fierro, por ejemplo, me parece que a los pibes les faltó creatividad para vestirse, no puede ser que todos hayan ido de saco negro, camisa blanca y corbata negra. Se puede ser elegante de otra manera. Sí, el traje puede ser Valentino o Hugo Boss, pero sigue siendo un traje negro. Existen maneras de ser distinto y ser elegante.

Influencias musicales:

Mis bandas favoritas son Black Sabbath, Ozzy Osbourne, Metallica, Oasis. The Beatles y Elvis Presley se escuchaban mucho en mi casa  y están entre mis bandas predilectas de todos los tiempos. Si soy sincero no estoy escuchando nada ahora, es muy raro que escuche música. Primero que no encuentro el tiempo, todo aquel que tiene tres hijos sabe bien que el mejor momento para escuchar música ¡es escaparse bien lejos con el auto! Además tengo contacto con la música todos los fines de semana cuando voy a tocar.

Sueños por realizar:

Hoy mi mayor meta es que mis tres hijos estén sanos y felices, es lo único que me interesa. Felipe tiene tres años y medio, Leticia un año y medio y Alfonso apenas 40 días. Mi mujer Cecilia es una excelente madre y mi suegra se porta muy bien. Tener tres chicos nos es fácil, tan seguido mucho menos, teniendo tantas responsabilidades.

Discos que les darías a tus hijos, que deben conocer y amar:

The Beatles, las antologías, y Elvis Presley.

AGRADECIMIENTOS: HOTEL PELRMITANO (URIARTE 1648)

SALÓN BERLÍN (HUMBOLDT 1411)

FILA CENTURY

Compartir este comentario

Dejá una respuesta