Antonella Graef

La argentina it de las pasarelas internacionales nos revela detalles acerca de su experiencia en New York, Milán y París, además de adelantar nuevos proyectos.

antonella graef modelo argentina givenchy La argentina it de las pasarelas internacionales nos revela detalles acerca de su experiencia en New York, Milán y París, además de adelantar nuevos proyectos.

Con un rostro angelical, al que Riccardo Tisci, director creativo de Givenchy, rindió tributo durante su última presentación otoñal -junto con numerosos otros diseñadores, quienes no demoraron en caer rendidos ante la peculiar belleza de la joven-, Antonella Graef elevó su carrera a nuevos niveles durante este último tiempo. En una charla exclusiva con Allegra Moda, la sensación mundial confiesa cuál es el verdadero secreto de su éxito, y brinda intimidades acerca del agobiante ritmo de los desfiles más relevantes.

Acabás de finalizar el ciclo de semanas de moda mundial; ¿es la primera vez que desfilás internacionalmente?
Sí, ésta es mi primera temporada afuera; en la anterior, hice un exclusivo para Givenchy. Al ser así, no me dejaban participar de ninguna otra presentación.

Te llaman la nueva “niña mimada” de Tisci. ¿Cómo se siente ser musa de una de las casas parisinas más importantes?
La verdad es que, al hacer la temporada anterior exclusiva, fue muy lindo trabajar con ellos, pero ahora me abrí más a otros nombres, y pude desfilar en Nueva York, Milán, París…

Y de alguna de estas otras marcas que mencionás… ¿Tenes alguna otra favorita?
No tengo a nadie favorito, es como que voy aprendiendo un poco de todo, siempre rescato algo de cada desfile, pero no tengo a alguien en mente. Nunca morí por la moda.

Hablemos de tu vida allá: ¿Tenías tiempo libre? ¿Qué te dedicabas a hacer entre desfiles?
La verdad es que, durante la semana de la moda, ¡no tenés respiro! Tenés entre quince y dieciocho castings por día, empezás a la mañana, terminás a la noche… Una vez que se le suman los shows, seguís con los castings, además de los fittings entre medio. Estás en todas partes al mismo tiempo. Cuando podía contar con algo de tiempo libre, lo pasaba con mis otras compañeras argentinas.

¿Contabas con un grupo fijo de amigas?
Sí, éramos varias chicas de la misma agencia (Hype), si bien alguna que otra no. En definitiva, todas nos llevamos bárbaro, nos juntamos entre todas. Hay mucha buena onda. La última vez que salimos fuimos a un restaurante hindú; era muy cómico vernos a todas juntas en la misma mesa. Y con el resto de las modelos, ¿cómo es la situación? Está todo muy bien. Estamos en un mismo grupo, y como todas sabemos que trabajamos de lo mismo, al saber que son muchas cosas las que cada una tiene que hacer, y, al entender todas nuestra situación, no se genera ningún conflicto. La conversación, por otro lado, es la de siempre; lo primero que te preguntás es “¿cómo te llamás y de dónde sos?” (risas).

Ahora que estamos en un momento en el cual las argentinas, justamente, triunfan internacionalmente. ¿Tenés planes de mudarte allá?
Sí, me estoy yendo el lunes a Nueva York. Paso más meses allá que acá, haciendo editoriales, desfiles, probando suerte. ¿Te encontrás planeando algún proyecto especial para el futuro? Me gusta mucho la ciudad, la gente con la que trabajo –que suele repetirse, y nos llevamos bárbaro-. No tengo proyectos para un futuro muy lejano, ahora pienso vivir y trabajar ahí.

Por último, ¿podrías darles un consejo a las chicas que aspiran, como vos, a convertirse en modelos exitosas, tanto en Argentina como en el mundo?
Una recomendación es que no le tengan miedo a irse; sé que genera mucha incertidumbre porque no saben, como me pasó a mí, si van a bancarse estar tanto tiempo afuera y no saber cuánto vas a pasar allá –la agencia nunca te asegura si vas a estar una semana, un mes, o más-. No se retraigan, porque es una experiencia muy linda, y si no prueban, no van a saber cómo les va a ir; aunque te sientas sola en algún que otro momento, se disfrutan muchísimas cosas más.

antonella graef modelo argentina givenchy

antonella graef modelo argentina givenchy

Compartir este comentario

Dejá una respuesta