El Clan Olsen Conquista la Moda

Mientras su estilo permanece siendo el eje de incontables medios fashionistas, Mary-Kate y Ashley triunfan con su aclamada firma, The Row.

Mientras su estilo permanece siendo el eje de incontables medios fashionistas, Mary-Kate y Ashley triunfan con su aclamada firma, The Row.

Su fama se remite a más de dos décadas atrás, mientras su edad le lleva tan sólo nueve meses. Las hermanas más reconocidas de la farándula contemporánea han logrado consagrarse leyenda, tanto por sus múltiples –y exitosas- tácticas comerciales, como por su carisma e innato talento. Hoy, tras haber superado la etapa de “entretenimiento infantil” en la que se veían sumergidas, regresan a ser el centro de atención, no como actrices, sino como diseñadoras ya consumadas.

Mary-Kate y Ashley Olsen
Mary-Kate y Ashley Olsen

Según Mary-Kate, la relación entre ella y su hermana con la moda, comenzaría a cultivarse durante los más remotos rodajes en los que ambas participaban. “La mayoría de nuestras memorias se sitúan en pruebas de vestuario, en las cuales aprendimos a cortar, coser, y modificar piezas con el fin de que nos sentaran mejor”, alegó la Olsen más rebelde. De hecho, no tardarían demasiado en lanzar, por primera vez, una línea de indumentaria adolescente junto con su vestuarista de aquellos tiempos.

Sin embargo, lejos ya de evocar aspecto teen alguno, ambas personalidades apuntan hacia un nuevo target, de forma exitosa. Actualmente, Ashley diseña, junto con su gemela, tres marcas que constituyen el aclamado imperio Olsen: Elizabeth and James -de carácter casual y fresco-, Olsenboye –la más accesible-, y, finalmente, la meca indiscutida: The Row, una elegante línea de ready-to-wear que vuelve locas a celebridades, y ya posee –desde la temporada pasada- un espacio dentro del New York Fashion Week.

¿El proceso creativo? “Todo comienza por los géneros”, aseguró Mary-Kate, refiriéndose a refinados cashmeres y jacquards, entre varios otros. Su público, según Ashley, “está constituido por empresarias, artistas y arquitectas –de entre treinta y setenta años-, quienes comprenden la esencia y calidad del buen corte”. Lauren Hutton y Carey Mulligan, sus clientas favoritas.

Finalmente, a pesar de seguir avanzando con su carrera en la industria de la moda, las obras benéficas no dejan de ocupar un importante rol en la vida de estos hitos. Mediante su colaboración con la fundación Make-A-Wish, ambas contribuyen con la educación de los más necesitados, y hasta planean abrir la suya propia más adelante. Las Olsen no separan la vista de sus objetivos, jamás.

The Row, Otoño 2010
The Row, Otoño 2010

The Row, Otoño 2010
The Row, Otoño 2010

The Row, Otoño 2010
The Row, Otoño 2010

The Row, Otoño 2010
The Row, Otoño 2010

Compartir este comentario

Dejá una respuesta