Lucila Iotti

Conocemos a la diseñadora de calzado -y las bases de su estilo- mediante una entrevista exclusiva.

Haciendo énfasis de suma importancia en el balance extravagante y funcional de sus creaciones, la diseñadora de calzado Lucila Iotti mantiene un estilo colorido y sumamente original, que se refleja en las mismas. Dentro de su tienda de Malabia 2212 –Palermo-, fue que la creativa recibió a Allegra Moda, con el fin de responder unas preguntas en exclusiva; a continuación, la charla que nos llevaría a conocer su perfil tan característico.

Arriba: Retrato de la diseñadora (cortesía de Lucila Iotti).

Allegra Moda: ¿Cuál es la cualidad que distingue a tu calzado del resto de los del rubro?

Lucila Iotti: Creo que son unas cuantas cosas. Lo veo todos los días, desde el trabajo que éstos llevan para producirse; mis zapatos son bastante difíciles de hacer, y mi mordería, sobretodo, es algo que la mayoría de diseñadores o marcas locales no están acostumbrados a hacer.

A.M.: ¿Cuántas colecciones realizás por año?

L.I.: Trabajo sobre dos temporadas al año: primavera-verano y otoño-invierno. Sin embargo, a causa del turismo, siempre me empeño en mantener ambas disponibles en la tienda.

 

A.M.: ¿A qué elementos inspirativos recurrís al comenzar con la proyección de tus diseños?

L.I.: Cuando llega el momento de dibujar, todo es intuitivo. Al proyectar sobre la orna y trabajar sobre el volumen -no soy muy buena dibujando en papel-, me permito una libertad óptima; lo considero algo distinto a lo que estamos acostumbrados a ver. Mi inspiración, por su parte, proviene de los colores. Siempre me sentí atraída hacia los más fuertes, ¡me encanta el verano! Los elementos asociados con esta temporada resultan muy influyentes: la naturaleza tropical, los tonos vibrantes.

A.M.: Es tu premisa característica…

L.I.: Sí, aunque me doy cuenta que es muy poco consciente. Recientemente, ideé un par de zapatos para [la revista] Catalogue con un plumaje que luego quedó, por casualidad, muy similar al de un ave. Cuando lo hice no pensé eso en absoluto; evidencia que siempre termino copiando elementos de la naturaleza.

 

Arriba: Booties ‘Ipum’ (cortesía de Lucila Iotti).

Arriba: Booties ‘Flash’ (cortesía de Lucila Iotti).

A.M.: ¿Ideálizás alguna mujer particular utilizando tus creaciones?

L.I.: No, con eso soy sumamente democrática. Disfruto llegando a una mujer de cualquier edad, mientras le guste mi trabajo y lo disfrute; lo más importante es que se sienta cómoda. Mis zapatos no tienen seriedad: [mis clientas] con frecuencia me cuentan que la gente les dice cosas en la calle o en fiestas; la gente relaciona a éstos con diferentes cuestiones.

 

A.M.: ¿Cómo pensás que estas piezas influyen en su autoestima?

L.I.: Sinceramente, nunca había relacionado aquel factor con mi trabajo, sino con el hecho de estar arriba de un par de tacos altos – eso ya le brinda un valor agregado al cuerpo femenino. Sumándosele a los diseños, los colores y los elementos divertidos de mis zapatos, creo que sí, que aporta mucho más al autoestima.

 

A.M.: Una celebridad a quien te gustaría calzar…

L.I.: Róisín Murphy, la ex vocalista de Moloko -que ahora es cantante solista-. En sus videos luce unos diseños buenísimos, y sin duda me encantaría calzarla.

 

Arriba: Stilettos ‘Lumi’ (cortesía de Lucila Iotti).

Arriba: Booties ‘Ludivine’ (cortesía de Lucila Iotti).

A.M.: ¿Cuál es el mejor compañero de un buen par de calzado?

L.I.: Pienso que ahí influye plenamente la personalidad. La elección se mantiene relacionada con no tomarse la ropa tan en serio, todo es parte del juego. Si se trata de una mujer clásica, por ejemplo, puede darle un toque extra a su equipo con los accesorios, que es muy lindo de ver. Por algo es que hay prendas que son clásicas – es posible descontracturar esa imagen solamente con un complemento. Así es que los zapatos y las carteras me fascinan tanto; son más que un prendedor o una bijoux. Tienen un peso más fuerte.

A.M.: ¿Mantenés un referente creativo con quien te sientas identificada?

L.I.: La verdad, soy un poco desordenada con ese tipo de información. En materia de zapatos, Nicholas Kirkwood mantiene unas líneas muy fuertes; la estructura del calzado, el trabajo – de los contemporáneos, me parece el más interesante. En ropa, por otro lado, no sigo religiosamente colecciones: me aburre y hay tanto para ver que me resulta imposible (risas).

A.M.: Suponiendo que unos Lucila Iotti fueran a protagonizar un film, ¿qué características poseería el mismo –género, trama, personajes-?

L.I.: Me imagino una película de [Pedro] Almodóvar; una obra que involucre mucha pasión, una cosa casi novelesca – con mucho condimento, mucho tuco (risas).

A.M.: Un modelo que sobreviva del día a la noche, sin resignar comodidad ni elegancia…

L.I.: Antes, no era muy amante del taco intermedio, pero me doy cuenta que se puede caminar y caminar de manera continua, y eso está muy bueno. Pasar todo el día en zapatos altos resulta complicado.

A.M.: ¿Sos partidaria de alguna tendencia particular –planos, medios, plataformas-?

L.I.: ¡No! No quiero ser defensora de ninguna tendencia, porque, en realidad, no sigo la tendencia. Sí soy consciente de las comodidades que buscan algunas mujeres -quieren usar un zapato todo el día-, y por esto es que no dejo de diseñar para ellas.

 

Arriba: Sobre con cadena (cortesía de Lucila Iotti).

A.M.: ¿Cuándo fue que decidiste incursionar en este rubro?

L.I.: Fue una búsqueda difícil: sabía que quería una labor en moda, pero no tenía claro qué. Desde chica me encantaron los zapatos de mi madre, siempre admiraba sus elecciones; sin embargó, ni bien comencé incursioné en indumentaria, luego producción de moda, hasta que un día descubrí mi amor por el calzado.

 

A.M.: ¿Mantuviste algún lema o filosofía a lo largo de tu carrera? ¿Cómo aconsejarías a quienes recién comienzan?

L.I.: Lo importante –aunque resulte cursi- es creer en sus ideas, y hacer todo lo que esté dentro de sus posibilidades para ejecutarlas. Este es un país difícil para producir, y mayormente calzado, pero sigo viendo e investigando de qué forma puedo mejorar mi producción y seguir con lo que me gusta.

A.M.: Tratándose de tu guardarropa personal: ¿Cuál es tu estilo característico? ¿Cuántos pares de zapatos posee Lucila Iotti?

L.I.: Desde que tengo mi marca, solamente uso Lucila Iotti. Guardé, únicamente, un par vintage que me encantan; el resto lo regalé. En cuanto a prendas, por su parte, mi pieza preferida es el vestido: un vestido, unos buenos tacos y ya está. Durante el invierno, se combinan más elementos, pero unas buenas leggings resuelven el problema. Busco comodidad en la ropa, por eso entiendo cuando mis clientas la buscan en los zapatos.

A.M.: ¿Cuál es, a tu criterio, el mejor centro urbano para salir de compras? ¿Solés visitar un punto en especial?

L.I.: Puede decirse que estoy ‘anclada’ en Buenos Aires (risas). No conozco grandes capitales de moda; viajo a otros lugares a hacer turismo, y me encanta esta ciudad para ir de compras.

 

Arriba: El interior de su tienda (cortesía de Martina Del Compare).

A.M.: ¿Proyectás una expansión de tu firma en los próximos años?

L.I.: Sí, obviamente. Igual, para expandir mi marca tengo que expander mi sistema de producción, y así abastecer a mercados internacionales; las condiciones del mercado nacional no me permiten ingresar en el circuito.

A.M.: ¿Abrirías una tienda o comercializarías tus diseños en otro lugar del mundo?

L.I.: Por supuesto. Creo que mis zapatos son material de exportación, y sólo me falta mejorar la producción para adaptarme al mercado internacional, que mantiene otras exigencias en cuanto a términos, tiempos, tendencia…

A.M.: Por último, ¿cuál es tu relación con Patricia Field? ¿Ella utilizó, finalmente, tu calzado en Sex and the City?

L.I.: Ella eligió mencionarme en el trailer de la película; si bien no lo usó, lo que tiene mucho valor para mí es que haya decidido mencionar mi nombre entre tantos diseñadores consagrados.

Arriba: La vidriera de su tienda (cortesía de Martina Del Compare).

Arriba: La fachada del espacio Iotti (cortesía de Martina Del Compare).

Lucila Iotti

Malabia 2212, Palermo

Tel. (+5411) 4833 0206

Compartir este comentario

1 Comentario

  1. valeria remondetti - 30 julio, 2010

    hola lucia me encantan tus zapatooooos los descubri en una nota que te hizo Sofia Zamolo en utilisima.. me coparon, empece a buscarlos pero no los consigo, soy del interior de cordoba. besos

Dejá una respuesta