Milagro del Vintage en Bimba

Nos adentramos en el etéreo showroom de Jazmín Rodríguez, pionera del fenómeno en Buenos Aires.

Fotografías por Martina del Compare.

Fuimos a hacer una nota sobre Bimba Ropa. Su showroom en Palermo, una casa antigua, hablaba enseguida del pasado, pero cuidado en el presente. Al tocar el timbre me recibió una mujer alta, delgada y enfundada en un precioso vestido. Esos vestidos caen en siluetas como ésta, como la gloria misma. Había algo en ella que hablaba del lujo pero no pretencioso, de un lujo que no necesitó de tacos infinitos, prendedores brillantes ni anillos de oro y diamantes. Amablemente Jazmín Rodríguez nos hizo pasar a la pequeña guarida que alberga montones de historias.

Cada una de las prendas, zapatos y accesorios aguardan por una segunda oportunidad -como un renacer- gracias a ella, que les ha vuelto a dar vida. En los percheros podemos encontrar piezas como una camisa lila de Ungaro, una turquesa de Yves Saint Laurent, un vestido de verano Pierre Cardin para una tarde de pileta glamorosa, una cartera de reptil, cinturones, entre otros. Jazmín respondió a las preguntas para Allegra Moda y esto es lo que nos contó.

Allegra Moda: ¿Cómo fueron tus comienzos hacia el amor por la ropa?

Jazmín Rodríguez: Tiene que ver con mi infancia. Cuando era chica, pasaba mucho tiempo con mi abuela que tenía una mercería, ropa y muchos botones, como eran las de antes; a parte tenía la mejor tela Liberty, lo cual para mí era como ser millonaria, ya que eran las mejores. Ella guardaba ropa vieja, entonces yo podía ir viendo cómo la tendencia cambiaba con los años. Por otro lado, mi mamá tenía un jardín de infantes y estaba todo siempre lleno de disfraces, por lo cual yo siempre me la pasaba disfrazada, caracterizada. Eso, con el paso del tiempo, me hizo dar cuenta de que las dos cosas están muy relacionadas, van siempre juntas.

A.M: ¿Cómo empezaste con Bimba Ropa?

J.R: Arranqué comprando carteras, me volvían loca, después los cinturones y después la ropa. Ahí fue cuando me di cuenta de que con la única excusa que podía tener tanta cantidad de cosas era vendiéndolas y poder seguir comprando, de manera cíclica. De todas formas hace mucho que sigo el vintage. Voy a ferias americanas donde hay montículos de ropa apiñadas y selecciono. Para mí es como buscar un tesoro, es en general la ropa que a la gente le parece que es de descarte.

Cuando comencé a hacer esto lo hice pensando en un ícono de la moda como es Kate Moss, por ejemplo, que se vestía de Feria Americana cuando era pobre. De ahí nace su look espectacular que, si bien hoy viste grandes marcas, cuando usó unas botas vintage de Yves Saint Laurent, éste la reeditó. Esto nos da una idea lo trendsetter que es ella.

Y bueno, yo hice esto pensando en íconos como ella y que haya venido Alexa (Chung) a mi showroom y haya comprado, me da la pauta que algo bien debo estar haciendo.

A.M: ¿Cuál es el trabajo que realizás antes de que la ropa llegue a los percheros de Bimba?

J.R: El trabajo que me tomo con cada prenda o accesorio tiene que ver con el reciclado. Que a mi clienta no le de miedo usar algo que otra persona ya eligió y se puso,  y eso es una selección. Yo selecciono. Acá no está todo lo que veo, sino lo que me parece que está bueno, que se puede usar y que tal vez ni te des cuenta que es vintage. Viniendo acá no te tenés que enterrar en kilos de mugre buscando algo bueno, como en una feria americana. Acá ya está seleccionado lo mejor, limpio, arreglado, planchado e impecable. Es la posibilidad que te da de acercarte mucho más a la moda europea y que sabés que lo que tenés puesto no se va a encontrar en cualquier Shopping ni se lo vas a ver puesto a alguien en la calle.

A.M: ¿De qué manera combinás la actuación con tu amor por la moda?

J.R: En el teatro produzco muchas veces los vestuarios, colaboro con amigas actrices que me consultan, pero lo hago de una manera informal. Más allá de que sea mi trabajo, disfruto haciéndolo. En el papel que estoy interpretando en la obra de ahora, ‘El guía’, mi vestuario lo hice todo yo y muchas veces he vestido celebrities para eventos importantes.

Me interesa mucho qué quiere comunicar una persona cuando se viste, no desde un lugar snob, sino porque allí está demostrando alguien claramente cómo es. Eso se puede reflejar muy bien en el teatro.

Compartir este comentario

10 Comentarios

  1. Jazmin - 14 noviembre, 2010

    gracias Allegra, gracias Laura, muy linda la nota y las fotos
    Jazmin

  2. grace - 16 noviembre, 2010

    Me encantó la nota Jazz!!
    Felicitaciones, reina del vintage!!

  3. Loli - 24 noviembre, 2010

    q linda la nota JAZ!! TE FELICITO!!
    Besos!

  4. Loli - 24 noviembre, 2010

    q linda nota!! JAZ TE FELICITO!

  5. Marc - 24 noviembre, 2010

    Genial la nota ! Podrían mencionar la dirección de Bimba por favor. Gracias

  6. willy - 24 noviembre, 2010

    parece lindo, lastima que no aparece la direción, jejejeje. pero si alxa chung lo encontro, yo tambien puedo , besos.

  7. willy - 24 noviembre, 2010

    lindoooooo! donde es?

  8. sol - 8 diciembre, 2010

    Laura genial tu nota!
    pasame la dire del lugar ya quiero ir!

  9. Laura Garganta - 9 diciembre, 2010

    A todas las que estuvieron preguntando dónde queda Bimba: pueden encontrar esta seleccion de ropa vintage en el showroom en SALGUERO y SOLER, con cita previa
    Comunicarse con Jazmín a través de su Facebook “Bimba Ropa” o al (011) 1554735419
    Saludos!!!

  10. Jazmin - 13 diciembre, 2010

    Señoras y Señores gracias por los halagos!!
    es verdad que BIMBA es medio misteriosa, pero… llamando al 1554735419 pueden arreglar un horario y seguir nuestras novedades en nuestro blog

    http://bimbaropavintage.blogspot.com

Dejá una respuesta