Nuevos Nombres en la Moda Europea

Tres creativos asumen la dirección de las firmas más emblemáticas del viejo continente.

Por detrás de las grandes casas de moda europeas –y su mítica identidad-, es de público conocimiento la prevalencia de figuras jóvenes, o ‘creativos prodigio’, quienes contribuyen a preservar y actualizar su imagen cada temporada. Claros ejemplos de este fenómeno, pueden apreciarse en exitosos casos de índice reciente –como lo es Marc Jacobs en Louis Vuitton, o Christophe Decarnin en Balmain-, hasta décadas atrás, antes de siquiera considerarlo estrategia publicitaria –véanse Yves Saint Laurent en Christian Dior, o el mismo Karl Lagerfeld en Chanel-.

Sin embargo, mientras el listado es capaz de continuar extendiendo su longitud de forma prominente, durante estos últimos días han sido tres los nombres ligados a mencionadas maisons, que más han dado que hablar. Tres nuevas promesas.

Tras la preocupante incertidumbre a la cual se vio sometida la moda luego de la muerte de Alexander McQueen –de quien vale destacar, asimismo, su dirección creativa en Givenchy a fines de los 90’s-, una figura femenina entra en escena para tomar su prodigioso lugar. Sarah Burton, quien habría sido su mano derecha por años, espera hacer uso de la inventiva y aprendizaje adquirido en Central Saint Martins –mismo instituto al cual acudió McQueen-, para “mantener la esencia de su firma intacta”, y “permanecer fiel a su legado” – Si bien fue deber de la misma Burton acabar con la última colección que el creativo abandonaría en febrero tras su suicidio, el primer trabajo de la inglesa podrá apreciarse la temporada próxima.

En lo que respecta a la cuna de la elegancia global, otras modificaciones –abandonos y ascensos- se encuentran llevando a cabo. El día de ayer, en París, pudo saberse de la ruptura por parte de Jean Paul Gaultier y Hermés. Luego de una alianza de siete años, el ex enfant terrible habría decidido desligarse de sus compromisos con la tradicional marca de lujo, procurando así volcar mayor dedicación en su propia línea. Su sucesor, consecuentemente, será Christophe Lemaire, quien, además de desarrollar una firma por su cuenta, permanece a la cabeza de Lacoste; la duda recae en si el ex aprendiz de Christian Lacroix e Yves Saint Lauren podrá lidiar con la presión.

Por último, sin alterar ubicación geográfica, una maison de Alta Costura planea su regreso tras múltiples temporadas fallidas. Dicho es el caso de Emanuel Ungaro, quien, tras el despido de Lindsay Lohan como directora creativa –movida que duró tan sólo una temporada-, y anterior legado de Esteban Cortázar, finalmente contará con la experiencia de Giles Deacon para diseñar sus colecciones. “Aires femeninos, repletos de color, estampas eclécticas, excelente calidad y novedosos cortes” caracterizarán su futuro trabajo para Ungaro, por el cual, a pesar de la conflictiva historia, siente “sumo respeto”. En la totalidad de casos, así es como debe ser.

Compartir este comentario

Dejá una respuesta